Descripción del Mercado

Aunque la liberalización del mercado eléctrico comenzó en julio de 2000 para los clientes en alta tensión, no es sino a partir del pasado mes de julio de 2009 que ha desaparecido definitivamente el sistema tarifario integral, y por tanto estamos obligados a conocer los mecanismos del mercado para contratar nuestro suministro en las mejores condiciones. Lamentablemente el sector está sujeto a continuos cambios normativos y de regulación, por lo que muchas empresas han creado sus propios departamentos de energía o bien confían en asesores externos especializados.

Tarifas de Ultimo Recurso

Desde el pasado mes de julio todos los clientes de Baja Tensión que se encontraban en mercado regulado (alrededor de 500.000 clientes) pasaron al mercado libre, debiendo contratar su suministro a través de una Compañía Comercializadora. En caso de no hacerlo, se les asignó automáticamente una Comercializadora de Último Recurso (CUR) que normalmente pertenece al mismo grupo empresarial que la empresa distribuidora que opera en cada zona.

Las tarifas que por Real Decreto aplican las CUR son “tarifas disuasorias” que se incrementan un 5% trimestralmente hasta un máximo de un 20% en abril de 2010.

Por ejemplo, un cliente en BT que tenga contratada una potencia superior a 15kW (Restaurantes, Oficinas, Recintos Deportivos, Talleres, Hoteles, Industria Ligera, etc.) que tenía antes del 1 de julio de 2009 una tarifa 3.0.2 en Mercado Regulado que no haya acudido a una comercializadora, está siendo penalizado con una Tarifa de Último Recurso (TUR), existiendo en el Mercado Libre precios sensiblemente más baratos.


Estructura de Precios

En la nueva situación de Mercado Libre las distribuidoras abandonan la actividad de comercialización, pasando a ejercerla exclusivamente las comercializadoras. Sin embargo sigue existiendo una relación contractual de cada consumidor con su distribuidora, aunque lo más frecuente es que sean las comercializadoras quienes, sin cargo alguno para el cliente final, realicen todas las gestiones con la distribuidora correspondiente, y mantengan la interlocución para el mantenimiento de la calidad del suministro, que sigue siendo responsabilidad de la distribuidora.

Las tarifas a satisfacer a las distribuidoras (ATR) por utilización de las redes están reguladas por Real Decreto, actualizándose periódicamente, y consisten en un  término de potencia, y otro de energía, que variarán en función de la tarifa de acceso que se contrate (dependerá de la potencia y del nivel de tensión).

Adicionalmente, las comercializadoras ofertarán a sus clientes un precio para el término de energía en cada periodo tarifario.


La combinación de estos valores con la curva de carga de cada consumo determinará la mejor oferta.

Por eso es importante conocer las características del consumo de cada cliente, conocer y controlar los equipos consumidores para evitar picos de potencia que penalicen la factura, y controlar el factor de potencia para evitar penalizaciones por reactiva.

Esto se hace todavía más crítico en grandes consumidores en Alta Tensión, donde a través del conocimiento exhaustivo de la curva de carga y su combinación con cada oferta del mercado se pueden conseguir grandes ahorros en la factura. Para estos suministros existen varias alternativas de contratación que van desde la contratación independiente con comercializadora y con distribuidora hasta la indexación de precios al pool o la adquisición en mercados de futuros.

Ver Cuadro de Tarifas Eléctricas Vigentes 2016. Ver también Cuadro Resumen Periodos BT y Cuadro Resumen Periodos AT.

Cliente doméstico

En cuanto al usuario doméstico que tenga contratada una potencia inferior a los 10kW, teóricamente tiene la posibilidad de buscar ofertas en el Mercado Libre, aunque hoy por hoy aún es difícil encontrarlas, y las que se encuentran no son particularmente competitivas. La práctica totalidad de estos consumidores (el 97% de los puntos de suministro con el 33% de consumo total de electricidad) pasaron a sus Comercializadoras de Último Recurso y están pagando la Tarifa de Último Recurso que actualmente es un 2% más alta que su tarifa en Mercado Regulado anterior al 1 de julio. Se espera que esta tarifa vaya poco a poco recogiendo todos los costes a semejanza del precio del Mercado Libre, aproximándose para eliminar finalmente el déficit tarifario a partir de 2013.

Bono Social

Un caso particular de los consumidores domésticos es el Bono Social, que consiste en la congelación por un tiempo determinado de la tarifa eléctrica que estuviera pagando antes del 1 de julio, y destinado a los consumidores que cumplan alguno de los siguientes supuestos:

• Potencia contratada inferior a 3kW en su vivienda habitual
• Pensionista mayor de 60 años que perciba la pensión mínima por jubilación, incapacidad permanente o viudedad
• Familias con todos sus miembros en situación de desempleo
• Familias numerosas

Finalmente destacar el caso de los consumidores con potencias contratadas entre 10kW y 15kW (antiguas tarifas 3.0.1), ya que según la reglamentación vigente tienen obligación de pasar al Mercado Libre, y no tienen derecho a la TUR. Sin embargo estos clientes sí que podrán acogerse a una tarifa disuasoria hasta el 1 de abril de 2010 fuertemente penalizada. Si aún así con contratan con una comercializadora en el plazo de 6 meses, se podrá interrumpir el suministro.


Electricidad


Descripción del Mercado

Tarifas de Último Recurso

Estructura de Precios

Cliente Doméstico

Bono Social
Secciones
[Mapa Web] [Aviso Legal]
Consultoría de Ahorro y Eficiencia  Energética
Copyright © 2009 ·  E-Mail: info@energylogic.es
Optimización de los Contratos de Suministro de Electricidad